Aceite de ricino y sus maravillosos beneficios para la piel y el cabello.

Aceite de ricino y sus maravillosos beneficios para la piel y el cabello.

Ricinus communis, comúnmente llamado ricino, higuerilla, Higuereta, palmacristi, castor y higuera infernal, entre otros muchos vocablos, es la única especie aceptada del género Ricinus, planta arbustiva de la familia Euphorbiaceae. ¿Sabía usted que el aceite de ricino tiene muchos efectos de gran alcance en la piel y el cabello?.  Rico en ácidos grasos omega 9, este aceite tiene los componentes esenciales que mejoran la salud del pelo y los folículos.   Además, el aceite de ricino es rico en ácido ricinoleico, que tiene un efecto antibacteriano y anti fúngico muy potente. Puede destruir el hongo o bacteria que impiden el crecimiento natural del cabello.

El aceite de ricino es a menudo pasado por alto para los usos sobre la piel y el cabello, debido a su consistencia muy espesa y pegajosa. Sin embargo, si estás buscando un remedio natural y barato para varios problemas comunes de la piel y del cabello, en general, entonces el aceite de ricino definitivamente vale la pena.

Aceite de ricino para el crecimiento del cabello.

Beneficios del aceite de ricino.

Aumenta el crecimiento del cabello.

Espesa el cabello que está empezando a escasear.

Reduce y ayuda a prevenir el daño en el cabello.

Elimina el cabello seco.

Hace que el pelo esté más completo y brillante.

Acondiciona y humectar el cabello y el cuero cabelludo.

Evita el cuero cabelludo seco.

Mejora la salud general de tu cabello.

Y estos son sólo algunos de los usos del aceite de ricino que puedes aplicar a tu vida diaria, pero conoce más a continuación.

Te Recomendamos.

También tiene un alto brillo, por lo que le da un brillo exuberante al cabello. Lo mejor es añadir sólo un poco hacia los extremos del cabello en vez de ponerlo cerca del cuero cabelludo si lo que buscas es un cabello suave y natural.

Una manera simple de aplicarlo es verter dos gotas en las manos y frotar el cabello hacia las puntas. Si se utiliza demasiado, hay una línea muy fina entre brillo sutil y una untuosidad pesada, así que se aconseja ir muy despacio hasta averiguar la cantidad que funciona mejor para tu tipo de cabello.

Uso del aceite de ricino para evitar y contrarrestar la caída del cabello.

Con los dedos, aplicar aceite de ricino de alta calidad en las raíces y el cuero cabelludo.

Asegúrate de que el aceite se distribuya uniformemente en el cuero cabelludo.

Después de aplicarlo en el cuero cabelludo, cubrir el cabello con un gorro de plástico y envuélvelo en una toalla.

Deja que el aceite se mantenga sobre el cabello por lo menos 15 minutos.

Lávalo con champú después de quitar el aceite de ricino.

Haz esto una vez por semana durante 6, a, 8 semanas para ver los resultados.

Para las pestañas.

Otro de los usos del ricino es para promover el crecimiento de las pestañas. Es un remedio no demasiado conocido pero muy efectivo. Lo que tienes que hacer es lo siguiente: Busca en casa un rimel que no uses, o que haya caducado, ya que lo que nos interesa es la brocha. Límpiala bien para que no quede rastro de rimmel. Puedes ayudarte con agua tibia y un poco de crema, ya que arrastrará mejor el maquillaje.

Para las cejas.

Para las cejas, el proceso es igual que el anterior. Primero debes limpiar el cepillo del rimmel y quitar el maquillaje por completo. Después lo debes sumergir en aceite de ricino y aplicar sobre las dos cejas desde la parte interna hasta la más externa. Puedes hacer tres o cuatro pasadas por cada una.

Un pequeño truco para aumentar la efectividad es que antes de comenzar el proceso te hayas limpiado bien la piel y los poros para que el aceite pueda penetrar correctamente.

Efectivo para proteger los labios.

Las propiedades del aceite de ricino también lo convierten en un remedio natural para los labios. Nuestros labios necesitan una protección constante contra diversos factores, como el medio ambiente, la edad, enfermedades, etc. Aunque nuestros labios se regeneran y se recuperan rápidamente, también se secan y empiezan a pelar cuando están deshidratados.

El aceite de ricino suaviza los labios con el aporte de los ácidos grasos. También imparte un brillo natural a los labios, lo que lo hace ideal tanto para mejorar la apariencia y la salud de los mismos.

El aceite de ricino para la reducción de tejido cicatricial.

Ya hemos dicho que el aceite de ricino suaviza la piel, esto ayuda a remover el tejido de la cicatriz profunda para que pueda ser también suavizada. Además, el aceite de ricino se ha mostrado prometedor como un agente estimulante de glóbulos blancos. Los estudios han demostrado que el aceite de ricino ayuda a reducir la respuesta inflamatoria en el tejido subcutáneo. Esto puede ser por lo que parece acelerar la cicatrización de heridas, y también puede contribuir a su capacidad para una cicatrización más rápida.

Para las uñas.

Es muy efectivo para combatir las estrías que surgen del desgaste de las uñas, y también las fortalece debido a su alto contenido en vitaminas antioxidantes. Es muy rico en vitamina E, esencial en unas uñas sanas y fuertes.

Para los callos.

Posee un efecto suavizante del callo, para que puedas eliminarlo con menos dificultad. Para ello, tienes que coger un algodón y humedecerlo con aceite de ricino. Ponlo sobre el callo dando pequeños toquecitos y realizando masajes circulares suaves. Como hay que aguantar al menos 15 minutos, puedes sujetarlo con una gasa o una venda.

El aceite de ricino puede ser encontrado bajo el nombre en inglés de “castor oil”.

¿Cuáles son sus contraindicaciones?.

No es recomendado que algunas personas con ciertas enfermedades usen el aceite de ricino.

Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

No lo uses para las pestañas si tienes algún problema en los ojos.

Durante la menstruación no es aconsejable consumirlo.

Si padeces apendicitis o cualquier otro dolor abdominal similar.

Hay quien lo emplea como laxante o purgante. No es recomendable.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: