Aquí está la verdadera solución para eliminar los parásitos intestinales.


Aquí está la verdadera solución para eliminar los parásitos intestinales.

Los parásitos son organismos que invaden el cuerpo y se alimentan de los nutrientes y la sangre para vivir.

Los parásitos pueden ser internos y externos. Mientras que los parásitos externos son en su mayoría visibles para el ojo humano y se pueden eliminar fácilmente a través de una serie de métodos, los parásitos internos son difíciles de identificar y requieren de más esfuerzo para librarnos de ellos.

Los parásitos son mucho más habituales de lo que pensamos, y además son difíciles de diagnosticar porque los síntomas que causan se pueden confundir con otras cosas, como el exceso de apetito, el cansancio o la ansiedad. Además, están relacionados con algunas enfermedades neuronales, por lo que conviene conocerlos y prevenirlos.

Los síntomas más habituales

Trastornos del apetito (exceso o falta de hambre)

Ojos hinchados

Ansiedad y nerviosismo

Picores en la punta de la nariz, en los ojos o en la zona anal

Pupilas dilatadas

Trastornos intestinales (estreñimiento, diarrea)

Insomnio sin motivos aparentes

Cansancio

Dolor de cabeza

Algunas enfermedades como la epilepsia, el autismo o el alzheimer podrían estar relacionadas con la presencia de parásitos.

Lo ideal es que en el mismo momento que notemos la presencia de algunos de estos síntomas acudamos a una consulta médica, para que mediante diversos análisis puedan saber qué clase de parásito nos está atacando. Sin embargo, en esta ocasión vamos a destacar algunos tratamientos caseros que nos pueden ayudar a deshacernos de ellos de forma natural.

Semillas de papaya.

Semillas de papaya.

Para este remedio casero debemos tomar varias semillas de papaya, posteriormente las colocamos en una licuadora y agregamos un poco de agua para que ayude a licuarlos. Después debemos añadir unos trozos de papaya y licuamos hasta que se haga una mezcla homogénea.

Este remedio puede ser un poco amargo, así que puedes añadir un poco de miel. Deberás tomarlo todas las noches antes de dormir por una semana.

Aceite de ricino y leche.

A un vaso de leche caliente añadiremos dos cucharaditas de aceite de ricino y deberás tomarlo todas las noches antes de dormir, esto durante una semana.

Este remedio es muy poderoso, ya que al segundo día comienza a hacer efecto, pero el resto de la semana nos ayuda a limpiar nuestro intestino, eliminando todos los parásitos muertos y huevos que hayan quedado en él.

Semillas de limón.

Para este remedio será necesario tomar tres o cuatro semillas de limón, dependerá mucho el tamaño de estas. Posteriormente deberás machacarla hasta crear una pasta.

Después deberás echarlas en un vaso de agua y tomarlas, si lo prefieres puedes añadir un poco de jugo de limón. Esta combinación es muy amarga, así que tómala solo 2 veces al día.

Ajo.

El analgésico, antioxidante, así como el antibiótico son propiedad del ajo que son muy útil en la lucha contra los parásitos del cuerpo. Unos dientes de ajo se mezclan con aceite de sésamo y luego se hierven durante unos minutos. Entonces se aconseja consumir esta mezcla 2 veces al día para matar los parásitos.

Aceite de coco.

Las propiedades del aceite de coco son rica fuente de vitamina E, que ayuda mucho a eliminar las partículas forenses del cuerpo.

La persona afectada debe tomar una cucharada de coco fresco con una cucharada de aceite de ricino con el estómago vacío durante las mañana para obtener resultados eficaces. Este procedimiento debe ser ejecutado seguido por la mañana en el desayuno.

Aloe vera.

El paciente debe beber mucha agua regularmente para minimizar la hidratación. Algunas de las nuevas hojas de  la planta de Aloe Vera son para ser mezclado con ajo para crear un gel.

A continuación, este extracto se debe tomar al menos dos veces al día para inhibir el crecimiento de estos protozoos. La propiedad antibacteriana y antifúngica ayuda a combatir los gusanos y calmar las infecciones.

Cúrcuma.

La cúrcuma tiene una multitud de efectos medicinales y se puede utilizar para el tratamiento de infecciones parasitarias. Añadir la cúrcuma en su alimento o consumir directamente con agua que tendrá un resultado más rápido y más eficiente en el parásito.

Zanahoria rallada.

Comer zanahorias es un remedio conocido para el tratamiento de parásitos intestinales. Tome dos zanahorias y rállelas.

Coma con el estómago vacío a primera hora de la mañana. Hacer esto todos los días, no sólo te puede ayudar a librarte de los parásitos que tengas actualmente, sino que también te ayudará a prevenir ataques futuros. Como beneficio adicional, comer zanahorias también te ayudará a mantener los ojos sanos.

Jugo de granada.

Beber jugo natural de granada ofrece el alivio necesario en caso de parásitos en el estómago. La granada se puede comer o tomar como zumo.

Añadir granada a tu dieta diaria (por ejemplo, en ensaladas) te ayudará a mantener el estómago limpio y saludable.

Tomates.

Corta dos tomates y añade un poco de sal y pimienta negra. Come todos los días para prevenir infecciones por hongos y parásitos del cuerpo y estómago.

Aceite esencial de orégano de uso oral.

El aceite esencial más eficaz para eliminar parásitos es el de orégano, pero al comprarlo deberemos especificar que sea de uso oral, ya que si no podría ser tóxico.

Tomaremos una gotita diaria, mejor en ayunas, mezclada con un poco de aceite vegetal.

Consejos generales.

Si tenemos mascotas en casa deberemos desparasitarlas periódicamente según la recomendación del veterinario, ya que nos pueden pasar los parásitos por contacto.

También es importante que si alguien de la familia tiene parásitos, tengamos en cuenta que también los puede haber contagiado a otros miembros, por lo que todos deberían hacer la desparasitación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: