Aquí la verdadera solución para la Infecciones Vaginales.


Aquí la verdadera solución para la Infecciones Vaginales.

Las infecciones vaginales o también llamadas “vaginitis” son una de las afecciones que más afecta a las mujeres en todo el mundo, y sus causas y síntomas son diversos.

Muchas mujeres pueden sentir vergüenza al admitir que tienen una infección vaginal y, de hecho, algunas prefieren ignorarlo; sin embargo, se estima que todas las mujeres las pueden padecer por lo menos una vez en su vida y es muy importante prestarles atención, ya que se pueden convertir en un problema mayor.

Tener una vida sexual activa es un factor de riesgo para sufrir vaginitis con más frecuencia. No obstante, esta no es la única causa, ya que pueden presentarse por mala higiene íntima, cambios hormonales o uso de ropa interior inadecuada, entre otros.

Presta atención que esto te puede interesar. A continuación remedios salud su canal de salud se complace en presentarle este video esperando que sea de su agrado.

¿Por qué se producen?

En la zona genital conviven de manera normal ciertos microorganismos que no perjudican a nuestro cuerpo, en ciertos casos el balance normal se ve alterado por lo que se producen las infecciones. También se pueden producir por contacto sexual (tricomoniasis).

¿Qué situaciones pueden alterar ese balance normal?

Cambios hormonales, durante el embarazo, la menopausia, diabetes, uso prolongado de antibióticos.

Síntomas que se pueden presentar:

  1. Picazón de la zona.
  2. Flujo vaginal abundante y con olor desagradable.
  3. Enrojecimiento de la vulva.
  4. Inflamación de los labios vaginales.
  5. Dolor y ardor al orinar.
  6. Molestias durante el coito.

Las infecciones vaginales deben ser tratadas oportunamente. En muchos casos las mujeres dejan de consultar con un médico por miedo o vergüenza. Sin darse cuenta que una simple molestia puede convertirse en un problema mayor.

Siempre es bueno comentar con su médico de confianza en caso de tener la intención de iniciar tratamientos naturales para su mayor seguridad.

¿Cuáles son las infecciones vaginales más comunes?

Las infecciones más comunes son vulvovaginitis por hongos que se denomina Candidiasis, vaginosis bacteriana por Gardnerella, y la tricomoniasis de transmisión sexual.

¿Cómo tratar una infección vaginal?

Todas las infecciones vaginales tienen tratamiento, pero este varía según el tipo de infección y la gravedad que tenga.

Por lo general, el médico primero examina muy bien para descartar una enfermedad de transmisión sexual y, luego, procede a recomendar un tratamiento con antibióticos.

No obstante, pese a que la consulta médica es muy importante para encontrar el origen de la vaginitis, también hay algunos remedios caseros que pueden ayudar en el tratamiento.

Aquí algunos de ellos:

Ajo.

Remedio común para los hongos en vagina es comer varios dientes de ajo fresco a diario. Aunque esto quizás le provoque mal aliento, también servirá para remediar la candidiasis.

Este método funciona porque el ajo tiene propiedades naturales anti-hongos que también deben prevenir este tipo de infecciones. También es un antibacteriano y un antibiótico natural muy conocido.

Aceite Orgánico de Orégano.

El aceite orgánico de orégano silvestre es otro remedio efectivo para los hongos en la vagina (candidiasis). Sirve para reducir los hongos y la candidiasis. Coloque 9 gotas en una cápsula y tómesela 2, o, 3 veces al día después de comer.

Caléndula.

Se puede utilizar para prevenir o tratar infecciones vaginales. Posee propiedades antibióticas y antifúngicas. Colocar un poco de Caléndula en agua hirviendo. Dejar enfriar y colocar en la zona afectada.

Consume yogur natural.

El consumo diario de un yogur natural. El yogur es un alimento sano y nutritivo que ayuda a restaurar el equilibrio ácido que tiene la flora vaginal y que ha sido alterado por la infección.

El consumo de yogur contribuye de modo efectivo a recomponer las bacterias buenas de la flora vaginal. El yogurt puede usarse tópicamente y vaginalmente para reducir una infección por hongos en la vagina. Inserte 1 ó 2 cucharadas en su vagina, y externamente en el área afectada y déjelo al menos varias horas antes de lavar.

Aceite esencial de lavanda.

Un baño con aceite esencial de lavanda permitirá desinfectar la zona porque tiene propiedades antisépticas. Aplicar en el baño unas ocho gotas de este aceite y sumergirse durante unos veinte minutos.

Una pizca de bicarbonato.

Cuando sufrimos una infección, la vagina ve alterado su pH, el cual se presenta más acidificado de lo normal. Una manera muy fácil, pero que requiere cierta continuidad, consiste en aplicar una pizca de bicarbonato de sodio en polvo directamente en los labios vaginales, para ir alcalinizando de nuevo el pH y así impedir que vivan y proliferen las bacterias y los hongos perjudiciales.

De hecho, en general, para lavar nuestra zona íntima no necesitamos jabones o geles convencionales, ya que dañan nuestro pH, sino que podemos usar los que sean naturales y ecológicos, elaborados con glicerina o aceite de coco, o bien sencillamente agua hervida con un poco de bicarbonato.

Consume una dieta alcalina.

Es recomendable que quites productos con contenido azucarado, este tipo de alimentos deben ser eliminados de la dieta al 100%, evitar productos procesados, evitar el pan, los lácteos y el alcohol mientras estás tratando tu problema de infección vaginal, sea cual sea el tipo y la causa.

Alimentos frescos como vegetales (las frutas dulces evítalas, se recomienda sólo frutas con bajo contenido de azúcar como lo son las bayas: fresas, arándanos, moras, etc.).

Arándanos.

Los arándanos no sólo sirven para las infecciones de la vejiga; también se usan para aliviar las infecciones de hongos.

Por ser un conocido tónico reproductivo para la mujer, también beba el jugo, sin endulzar, para restaurar el equilibrio sano de pH en la vagina. Esto sirve para combatir los hongos vaginales.

¿Por qué los remedios naturales son mejores que la medicina tradicional?

La medicina tradicional se enfoca en curar tus síntomas, pero no la raíz del problema. Por esa razón, es común que los casos de vaginosis bacteriana u hongos vaginales se vuelvan recurrentes al usar antibióticos. En simples palabras, no te dejes engañar por un alivio temporal.

Además, al estar hablando de hongos y bacterias, estas pueden crear resistencia al medicamento, lo cual agrava el problema en lugar de solucionarlo.

Ciertos remedios naturales son mejores para el tratamiento de las infecciones vaginales, ya que se enfocan en eliminar la causa del problema. Además, los remedios naturales se encuentran con facilidad, causan efectos secundarios mínimos, y son baratos en comparación a esos costosos medicamentos para tratar la infección vaginal.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: