El café, la bebida más consumida después del agua.

El café es la bebida que se obtiene a partir de las semillas tostadas y molidas de los frutos de la planta del café. Es una bebida altamente estimulante por su contenido de cafeína. Suele tomarse durante el desayuno, después de éste o incluso como único desayuno, aunque también se acostumbra tomarlo después de las comidas o cenas para charlar o sólo por costumbre.

Es una de las bebidas sin alcohol más socializadoras en muchos países. Las formas más populares de tomarlo son negro y con leche (con o sin azúcar); también se le suele añadir crema o nata, leche condensada, chocolate o algún licor ya dependiendo de la receta pues hay muchas maneras de prepararlo. Se sirve habitualmente caliente, pero también se toma frío o con hielo.

El café es sin duda, una de las bebidas más populares del mundo. De hecho es la más consumida después del agua. La Unión Europea consume el 46% de la producción mundial de café, y de éste, España consume el 8%. Estados Unidos es el mayor país consumidor, acaparando el 20% de la producción mundial. La clave para saborear el mejor café es la frescura. Los puristas opinan que los granos de café comienzan a perder su sabor al cabo de una semana, el café molido en una hora y el café ya preparado en pocos minutos. Aunque pocos tenemos el tiempo y las ganas de moler café en el momento, un correcto almacenaje puede mantener al café fresco y sabroso por más tiempo.

Los beneficios de tomar café.

  • El café puede prevenir enfermedades. Habéis escuchado bien. Numerosos estudios médicos han desvelado que aquellas personas que consumen entre 2 ó 3 tazas de café al día pueden prevenir todo tipo de enfermedades. De hecho, esta bebida puede reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, respiratoria, ictus, diabetes, infecciones y lesiones.

  • Actúa como un poderoso antioxidante. El café se ha situado sexto en la lista de alimentos y bebidas con más antioxidantes por detrás de las nueces, moras o alcachofas. De esta manera, el café nos puede ayudar a retrasar el envejecimiento de las células. Algo que se asocia a disfrutar de una mejor salud cardiovascular. En definitiva, el café en pocas cantidades (como todo en esta vida) puede ayudarnos a vivir más y mejor.
  • Nos ayudará a concentrarnos y a focalizar nuestra atención. Y es que debido a su alto contenido en cafeína, el café hará que nos sintamos más despiertos y con más “chispa”. Algo que nos ayudará enormemente a desarrollar nuestras actividades tanto profesionales como sociales de manera más eficiente. Esta es una de las razones por las que la mayoría de personas de edad media toman una taza de café para empezar el día. Y si además, a esto le añadimos unas buenas piezas de fruta, seguro que empezamos a funcionar al 200%.
  • Da energía. La energía que te da beber café no está en tu imaginación; los efectos de la cafeína son reales, y la mayor parte de la gente puede consumir de 200 a 300 miligramos al día sin problemas. Consumir más de 500 aumenta el riesgo de tener efectos secundarios como irritabilidad, insomnio y jaquecas. La cantidad de cafeína que consumas depende de qué tipo de café bebes y cómo se prepara. 60 mililitros de café “de máquina” contiene alrededor de 125 miligramos de cafeína, mientras que un descafeinado tiene menos de 10.

 

Previene la pérdida de memoria: Estudios recientes demuestran que beber 3 tazas de café con cafeína al día puede ayudar a prevenir la pérdida de memoria. Los investigadores no han descubierto por qué, pero sólo aplica en mujeres.

Combate la celulitis. Se está usando en cremas anticelulitis. La cafeína reactiva la circulación, ayuda a erradicar el líquido seroso que se instala en las cavidades y tejidos musculares e incrementa los niveles de moléculas que queman las grasas.

Es protector. El café es considerado un alimento funcional por su efecto prebiótico. Esto significa que alimenta la flora bacteriana que nos protege de la aparición de enfermedades.  

Es un exfoliante de la piel. Hay jabones a base de café. Su textura lo hace efectivo para suavizar las zonas ásperas de la piel y, por su poder desintoxicante, ayuda a tonificarla y darle más firmeza.

Disimula las ojeras. El café es un componente de cremas para combatir las ojeras. La cafeína, como activador de la circulación sanguínea, descongestiona las zonas alrededor de los ojos hinchadas por la mala alimentación o el cansancio.

Mejora el rendimiento deportivo. Esta bebida aumenta la capacidad de desempeñar un trabajo muscular, especialmente para rendimientos de larga duración, y favorece una mayor contracción de los músculos esqueléticos. Además, eleva la predisposición o ganas a la hora de iniciar laactividad física.

Efectos secundarios.

No hay reglas establecidas con respecto al consumo de café. Como todo lo demás, con el café (o cualquier bebida con cafeína) se recomienda consumirlo moderación. Si estás tomando medicamentos, consulta con tu médico para asegurarte que el café no representa un riesgo para tu salud.

Si se consumen más de 4 ó 5 tazas se pueden dar como resultado el aumento de la presión arterial.

Tomar mucho café promueve la liberación de cortisol, la hormona del estrés, y otros dos químicos. Ellos incrementan el ritmo cardíaco, la presión arterial y los niveles de la tensión.

Muchos de los componentes del café como la cafeínas y muchos de los ácidos que se encuentran en el grano pueden irritar tu estomago y el revestimiento de tu intestino delgado. Se sabe que el café resulta un problema para quienes sufren de ulceras, gastritis y Colon irritable. Los doctores siempre advierten sobre esta situación y aconseja evitar el café.

Beber café puede también irritar el intestino delgado, causando espasmos y calambres y causando problemas con la digestión.

Si sufres de intestino irritable debes considerar eliminar por completo el café de tu dieta.

Reflujo y la acidez pueden ser causadas por el café ya que este relaja la parte baja del esfinter del esófago. Este pequeño musculo debería mantenerse cerrado una vez que has comido para prevenir que el contenido de tu estomago vuelva a tu esófago y queme su delicado revestimiento.

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: