Conoce y Cuida tu Próstata

Conoce y Cuida tu Próstata.

La próstata es una glándula que forma parte de los órganos reproductores masculinos y es la encargada de  producir el líquido que transporta los espermatozoides.

La próstata es del tamaño de una nuez y está ubicada delante del recto, justo debajo de la vejiga. La uretra (el tubo por el que sale la orina de la vejiga hacia el exterior) pasa por el centro de la próstata. Con la edad, la próstata tiende a aumentar de tamaño, lo que causa estrechez por compresión de la uretra y dificulta el flujo de orina.

Desinflamar la Próstata. Muchos médicos y expertos médicos creen ahora que ciertas vitaminas para la salud de la próstata pueden reducir una próstata inflamada e incluso trabajar hacia la prevención de problemas de salud de la próstata, y mantener los niveles de PSA (antígeno prostático específico) en niveles estables.

Sepa que está entre los problemas de salud que más afectan a la gran mayoría de los hombres. El punto es que hay una manera natural de poder mejorar su calidad de vida mejorando su funcionamiento.

Los problemas de próstata provocan gran incomodidad. Dificultades para orinar, frecuencia molesta, estrés, dolor, fatiga y hasta trastornos sexuales. Las enfermedades de la próstata como prostatitis, agrandamiento de la próstata y cáncer de próstata pueden generar tales inconvenientes.

Este agrandamiento suele darse con la edad, (a partir de los 50 años) el 90% de hombres mayores de 80 años padecen agrandamiento de próstata, no necesariamente es cáncer, ya que como mencionamos anteriormente hay diversos factores que intervienen en el aumento del tamaño de la próstata.

Para tratar el agrandamiento de la próstata utilizaremos remedios naturales utilizado en la antigüedad, 100% efectivo para desinflamar la próstata.

El ajo, es el antibiótico natural más efectivo, usado desde la antigüedad, los griegos y romanos utilizaban un diente de ajo antes y después de cada batalla, pues es un potente bactericida y sirve para tratar diversas afecciones, el ajo ayuda a fortalecer el sistema inmunológico aumentando nuestras defensas.

Sus propiedades bactericidas nos ayudarán a eliminar bacterias que son resistentes a diversos antibióticos, por lo que es altamente efectivo para las inflamaciones por bacterias.

El Jengibre, presenta un alto contenido en potasio y manganeso, y es una buena fuente de fósforo, magnesio, calcio, beta-carotenos, hierro,  zinc y vitaminas A, C, E y del complejo B. Las vitaminas A, C y E y los beta-carotenos son fuertes antioxidantes que pueden proteger la próstata de los dañinos radicales libres, los cuales están relacionados con el envejecimiento acelerado y el desarrollo de tejido canceroso.

Por otro lado la vitamina C y el zinc estimulan el sistema inmune, que protege la próstata de infecciones bacterianas y de la inflamación.

Los tomates. son ricos en licopeno, un carotenoide brillante que da al tomate su característico color rojo. El licopeno puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de próstata, así como también puede ayudar a los hombres con HPB, según el Instituto Nacional del Cáncer. El licopeno también ayuda a disminuir el nivel sanguíneo de antígenos, una proteína relacionada con la inflamación de la próstata y la HPB.

Los tomates y productos derivados del tomate (como la salsa de tomate y el jugo de tomate) son la mejor fuente de licopeno. También se puede obtener este carotenoide de la sandía, los albaricoques, el pomelo rosado, y la papaya.

Semillas de calabaza. Estas pequeñas semillas poseen un gran número de beneficios para la salud, incluidos los que ayudan a las personas con agrandamiento de próstata. Al ser un almacén de ácidos grasos insaturados (un componente que es esencial para el buen funcionamiento de la glándula prostática), estas semillas también son excelentes para aliviar los problemas comunes relacionados con la próstata como experimentar sensación de ardor al orinar.

Para utilizar esta semilla con eficacia, es mejor usarla en su forma en polvo. Una buena manera de utilizar con regularidad esta semilla es mezclarla con harina de trigo e ingerirla en forma de chapatis. Otra buena manera de utilizar este polvo es espolvorearlo sobre ensaladas o mezclarlo con miel con el estómago vacío. También podemos diluirlo en un vaso de leche.

Pimientos. La vitamina C es un antioxidante que podría desempeñar un papel en la lucha contra la HPB. Sin embargo, no todas las vitaminas C son iguales ya que, según la

Clínica Mayo, sólo la vitamina C obtenida a partir de vegetales reduce el riesgo de agrandamiento de próstata y los pimientos verdes contienen más vitamina C que cualquier otro vegetal. Una taza de pimientos crudos contiene más del doble de la cantidad que se aconseja consumir a diario de esta vitamina.

Aguacates. Los aguacates son ricos en beta-sitosterol, un esterol vegetal que puede ayudar a reducir los síntomas asociados con la HPB. Los hombres que toman suplementos de beta-sitosterol tienen un mejor flujo urinario y menos volumen de orina residual.

El beta-sitosterol además puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, lo que también puede reducir la inflamación y el dolor.

Jugos de verduras. Todos sabemos que las verduras son buenas para la salud, pero los jugos de verduras son aún mejores para las personas con trastornos de la próstata.

Cuando se trata de vegetales beneficiosos, las zanahorias y las espinacas se llevan la palma por su inmenso efecto curativo sobre la glándula prostática. No sólo están llenas de minerales como el zinc,  sino que además poseen vitaminas como la vitamina E y la vitamina A (vitaminas que ayudan a curar la próstata y hacer que funcione de manera óptima) que pueden ayudar a reducir la inflamación en la glándula.

Los baños de agua caliente. Cuando la próstata inflamada obstruye la uretra, la vejiga puede presentar dificultades para vaciarse. Los baños de agua caliente en una tina o bañera, o los baños de asiento, pueden aliviar un poco el dolor perineal y el dolor en la zona baja de la espalda que aparecen asociados al problema de la próstata inflamada. Pueden prepararse con agua caliente sola pero es mejor si añades al agua una pequeña cantidad de hierbas que reduzcan la inflamación, como el tomillo y cola de caballo, unos 15 gramos de cada planta serán suficientes.

Debes permanecer en el agua al menos durante 20 minutos para notar el efecto de alivio por la inflamación, y realizar el baño a diario mientras los síntomas estén presentes. Puedes empezar con dos baños al día hasta que el dolor vaya desapareciendo y puedes ir bajando la frecuencia a medida que los síntomas mejoren.

La cola de caballo. Tiene un marcado efecto diurético, por lo que con esta infusión conseguirás vaciar tu vejiga más fácilmente disminuyendo el dolor que produce la inflamación de la próstata.

Para realizar esta infusión, añade una cucharadita o dos de la planta por cada taza de agua que vayas a preparar en infusión. Pon el agua a calentar en un cazo, y cuando rompa a hervir añade la cola de caballo y retira del fuego. Deja reposar la infusión tapada durante 10 o 15 minutos, y fíltrala a continuación para separar las hierbas. Debes tomar un par de tazas al día, para notar los efectos, añadiéndole si quieres algún edulcorante para mejorar su sabor. Nota: Ten en cuenta que debes evitar el consumo de esta infusión de cola de caballo durante más de seis semanas consecutivas, ya que la planta podría irritar el tracto digestivo.

Los alimentos diuréticos como la piña. El melón o la sandía deben estar presentes en la dieta de todo paciente con prostatitis. Estas frutas, debido a su contenido de líquido, ayudan a eliminar toxinas y a disminuir la retención de líquidos, lo que ayudará a aliviar de forma natural las molestias ocasionadas por la próstata inflamada, especialmente si es bacteriana.

Del mismo modo la ingesta de agua abundante no debe faltar, por eso se sugiere beber al menos 2 litros de líquido al día.

Tanto la ortiga menor como el diente de león. Poseen propiedades diuréticas, por tanto, facilitarán que puedas vaciar tu vejiga sin esfuerzo evitando la molestia que produce la próstata inflamada. Para elaborar esta infusión, tendrás que mezclar 5 gramos de ortiga menor y 5 gramos de diente de león por cada medio litro de agua que vayas a llevar a preparar de infusión.

Cuando el agua comience a hervir retira del fuego y añade la ortiga y el diente de léon, dejando reposar tapada entre 5 y diez minutos. Pasado ese tiempo tienes que colar la infusión para separar las plantas y le puedes añadir algún edulcorante para endulzar el sabor. Ten la precaución de tomar un vaso al día solamente porque puede ocasionar reacciones estomacales.

La sandía. Tiene un alto poder diurético, por lo que te va a ayudar vaciar la vejiga sin realizar demasiado esfuerzo aliviando los dolores en caso de inflamación de la próstata. Para poner en práctica este sencillo remedio, tienes que comer una o dos rodajas de sandía, y para que haga un mayor efecto, tómala sola, es decir, sin mezclar la con otros alimentos.

Un buen momento puede ser comerla sola a media tarde, como merienda. Lo que consigues con este sencillo remedio es eliminar líquidos más sencillamente, aliviando la sensación de dolor que suele aparecer asociada a esta dolencia.

La Zanahoria. Es rica en vitaminas y betacaroteno, una sustancia que cuenta con propiedades desintoxicantes y anticancerígenas, actuando sobre las células y tejidos del cuerpo, además de ser diurética, por lo que te ayudará a eliminar líquidos y a vaciar tu vejiga sin necesidad de realizar demasiado esfuerzo, contribuyendo a mejorar el problema de la próstata inflamada. Para beneficiarte de estas propiedades, debes comer zanahorias crudas, preferiblemente en ayunas.

Nuestros remedios naturales para la Próstata Inflamada pretenden ayudarte a estar informado, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contra indicaciones o incompatibilidades.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: