Quinoa Superalimento, El Alimento del Futuro?

La Quinoa.

Se caracteriza por ser un alimento muy completo, muy asimilable, es decir de fácil digestión, rico en fibra y sin glúten, siendo un alimento apto para celíacos. Su sabor es muy parecido al arroz integral, pero su textura se asemeja al cuscús. Se conserva de manera óptima durante mucho tiempo y sus formas de preparación son muy versátiles.

A menudo nos referimos a la quinoa como un tipo de grano, sin embargo la quinoa es considerada un pseudocereal. Llamamos pseudocereal a ciertas plantas que producen semillas de un valor nutritivo y un uso similar al de los cereales comunes.

56470f61b8e25

Botánicamente no es un cereal, ya que los cereales pertenecen a la familia de las gramíneas. La quínoa pertenece a la familia de las quenopodiáceas (como las espinacas, las acelgas y la remolacha) pero se compara con los cereales por su composición y su forma de comerlo.

De esta planta se aprovecha tanto sus semillas (quinoa) como sus hojas, que se consumen como cualquier otra verdura.

Hoy en día es un alimento que está de moda, pero viene cultivándose en los andes sudamericanos desde hace 5.000 años, por lo que es y ha sido un cultivo fuente de alimentación de los pueblos andinos.

El primer país productor/cultivador de quinoa es Bolivia seguido por Perú y otros países como Ecuador y Colombia. El norte de argentina y Chile también apuestan por su cultivo.

Si comparamos la quinoa con la mayor parte de los cereales, ésta contiene muchas más proteínas y grasas, aunque éstas últimas son en su mayoría insaturadas, destacándose la presencia de ácidos omega 6 y omega 3. Respecto al aporte calórico, la quinoa es semejante o levemente superior a un cereal, pues contiene menor cantidad de hidratos.

Asimismo, debemos destacar su alto aporte de fibra, ya que puede alcanzar los 15 gramos por cada 100 gramos, siendo en su mayoría, fibra de tipo insoluble como poseen característicamente las semillas.

Si nos referimos a los micronutrientes, en la quinoa destaca el contenido de potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc entre los minerales, mientras que también ofrece vitaminas del complejo B en cantidades apreciables y vitamina E con función antioxidante.

LOS BENEFICIOS DE LA QUINOA.

La quinoa al poder emplearse como un cereal, es especialmente beneficiosa en la dieta de personas celíacas, ya que no contiene gluten.

Asimismo, por su alto contenido en fibra y su mayor aporte proteico respecto a los cereales, la quinoa tiene un bajo índice glucémico, lo que la vuelve ideal para personas con diabetes o que desean adelgazar comiendo sano.

También es de gran ayuda para controlar los niveles de colesterol en sangre, ya que su fibra y sus lípidos insaturados favorecen el perfil lipídico en el organismo.

Por supuesto, la quinoa también contribuye a revertir el estreñimiento dado su alto contenido de fibra insoluble, y puede ser de gran utilidad en la dieta de personas vegetarianas, ya que posee una elevada proporción de proteínas y también, es buena fuente de hierro de origen vegetal.

Claramente la quinoa puede emplearse en todo tipo de dietas, es de mucha utilidad y puede ofrecer notables beneficios a la salud del organismo.

QUINOA,  RICA EN OMEGA 3.

Comer quinoa enriquece la dieta con omega 3, pues su contenido es muy superior al de cualquier grano, mucho más que el arroz, trigo o que el maíz.

Una dieta rica en omega 3 mejora la salud del corazón, reduce la inflamación y ayuda a tratar problemas nerviosos como la hiperactividad, depresión, insomnio, estrés y ansiedad.

Para la obesidad, diabetes, o en la menopausia, es importante comer fuentes de omega 3 como la quinoa, porque además de que contiene mucha fibra ( que regula la digestión de los hidratos de carbono), no es un alimento tan rico en grasas y calorías como las nueces u otras fuentes de omega 3.

QUINOA, EXCELENTE FUENTE DE PROTEÍNAS.

La calidad de proteínas de un alimento se mide por su contenido en aminoácidos. Los aminoácidos son las pequeñas unidades que forman las proteínas, y que tienen funciones vitales en el organismo.

La quinoa destaca porque, a diferencia de los cereales y las legumbres, es un grano sin ningún aminoácido limitante. Es decir, la quinoa es uno de los pocos alimentos vegetales que posee en su composición todos los aminoácidos esenciales necesarios para la formación de nuevas proteínas, lo que se conoce como proteínas de alto valor biológico.

Todo ello la convierte en un alimento ideal para combinar en dietas vegetarianas, donde el aporte proteico puede ser deficitario, y especialmente en dietas para celíacos, por la calidad nutritiva y sin gluten de este pseudocereal.

QUINOA PARA DEPORTISTAS.

Los deportistas preocupados por una nutrición óptima pueden incluir la quinoa en su lista de la compra. Se puede tomar del mismo modo que los cereales, como plato principal.

Aporta mucho magnesio, mineral basificante y relajante muscular imprescindible para la recuperación después del ejercicio, y zinc, que ayuda a mejorar la resistencia y cuyas necesidades aumentan cuando se practica deporte. En dietas para deportistas, no puede faltar este aporte de proteína vegetal de calidad.

Por su contenido en magnesio, calcio y oligoelementos, es un alimento alcalinizante.

QUINOA PARA EL COLESTEROL.

propiedades-de-la-quinoa-yseterapias

La quinoa tiene una perfecta proporción entre todos sus nutrientes. Aunque el componente mayoritario del grano son hidratos de carbono complejos, también posee un alto porcentaje de proteínas y fibra, lo cual aporta saciedad y disminuye el colesterol.

Además, en comparación con el trigo y el arroz, un estudio científico describe que la quinoa tiene mayor poder saciante y que resulta más efectiva para el control de peso y de la obesidad.

Por ello, la quinoa es adecuada en el tratamiento del colesterol, en dietas de adelgazamiento, para la hipertensión y para prevenir enfermedades vasculares en general.

También se recomienda especialmente la quinoa por su aporte dietético de fibra a personas que estén operados de la vesícula biliar, porque contiene mucha fibra.

Las personas con diabetes pueden tomar quinoa, porque por su contenido en proteínas y fibra, el índice glucémico no es tan alto como el del arroz blanco.

DEMULCENTE Y ANTIGASTRÍTICO.

Debido a su contenido en almidón y fibra soluble, la quinoa es un grano demulcente, que protege las mucosas o piel interior de los órganos, pudiendo ayudar a suavizar los estómagos irritados. Es efectiva la decocción en gastritis y dolor de estómago. Adecuado para la dieta contra la úlcera de estómago.

 ANTIINFLAMATORIO Y CICATRIZANTE.

Tradicionalmente, en los pueblos andinos, se aplicaban emplastos de quinua negra (variedad Puno), combinada con algunas otras plantas, para curar las fracturas de huesos.

El grano de quinoa contiene sustancias alcalinas ( calcio, magnesio y oligoelementos) y se usa como remedio natural en esguinces, torceduras y distensiones musculares haciendo un emplaste de quinua negra mezclada con alcohol o aguardiente y aplicándolo sobre la zona afectada.

QUINOA PARA LA GONORREA Y LA TUBERCULOSIS.

Debido a su alto contenido mineral, la quinoa se emplea como remedio antiblenorrágico (contra la gonorrea) y contra la tuberculosis, según Hernando García Barriga ( estudio publicado en 1975), científico conocedor de la flora de Colombia dedicado durante más de 60 años en la investigación botánica.

La infusión de las hojas de quinoa se usa como laxante para el tratamiento del estreñimiento.

QUINOA, EL ALIMENTO DEL FUTURO.

La quinoa ha sido seleccionada por la FAO como uno de los cultivos destinados a ofrecer seguridad alimentaria en el próximo siglo.

Sus ventajas son:

  • la adaptabilidad a los ambientes hostiles de la región andina del altiplano.
  • sus ventajas al aumentar el rendimiento de los campos;l a composición nutricional bien equilibrada en aminoácidos del grano.
  • y su alto valor alimenticio, siendo un alimento básico en la dieta de las personas más pobres del mundo.

CÓMO USAR QUINOA EN LA COCINA.

Para comenzar a emplear la quinoa es importante hacer un lavado previo de las semillas, frotando las mismas suavemente con las manos, bajo el agua, de manera que se quite la capa de saponinas que recubre las semillas y que de quedarse allí, aportaría un sabor amargo.

Debemos tener cuidado dada la pequeñez de la semilla y podemos hacer esta operación sobre un tamiz. No debemos remojar, sino lavar y enjuagar.

Posteriormente hervimos tal como si fuera arroz, por espacio de 15 a 20 minutos o hasta que se abra la semilla.

Con quinoa podemos elaborar todo tipo de platos, desde hamburguesas, ensaladas, pasteles, salteados o bien, usarla en reemplazo de la avena en el desayuno.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: