Semilla De Cajuil Para Prevenir La Diabetes Tipo II.

Semilla De Cajuil o Marañón.

Quizás el cajuil no sea una fruta muy apetecida por su sabor incipiente y extraño, fuerte olor y por el hecho de que puede manchar la ropa, sin embargo, existe una razón poderosa para enlistarla como una de nuestras favoritas: su semilla.

La semilla de marañón está cargada de antioxidantes, vitaminas, magnesio, fósforo, manganeso, zinc, cobre e hierro (estos dos últimos eliminan los radicales libres), además de que no tiene colesterol. Esta semilla, al igual que las nueces, hará que su cuerpo reciba un golpe de beneficios

 Cuerpo sano gracias a las semillas de marañón.

Cuando no podemos frenar el antojo y nos sentamos a comer ciertas semillas, de repente llega el sentimiento de culpa por engordar, pero sepa que la semilla de marañón no tiene colesterol.

Los ácidos grasos monoinsaturados de la semilla (como el Oleico) se encargan de bajar los niveles de colesterol ‘malo’, y previenen que las arterias del corazón se obstruyan.

Ayudan a controlar el peso.

La fibra de las semillas de marañón ocasiona que quien las consuma se sienta satisfecho rápidamente, apoyando los procesos para mantener un peso ideal, pero eso no es todo porque la fibra brinda energía y acelera el metabolismo, apoyando un adecuado proceso digestivo.

Una semilla que evitará que nos sintamos mal.

Como indicamos al inicio, las semillas de marañón son una rica fuente de magnesio; este es muy bueno para controlar la presión arterial alta, evitar que suframos espasmos musculares, fatiga y migrañas. A su vez, refuerza los huesos y regula el tono de los nervios para mantenerlos sanos.

Lucir radiantes es posible gracias al marañón.

Si de una imagen sana se trata, le contamos que el hierro de las semillas de marañón elimina los radicales libres (esos que dañan nuestras células) y produce melanina, un pigmento vital para una piel hermosa.

Colabora con la salud dental.

Dientes fuertes y encías sanas… acá va otro “gracias” para las semillas de marañón cuyos químicos matan las bacterías conocidas como ‘Gram’ y culpables de causar caída de piezas dentales, caries y acné.

Hasta la visión se ve beneficiada.

Cuerpo, corazón, boca… ¿acaso nos queda un lugar donde el marañón también actúe positivamente? La respuesta es ¡sí!: la vista.

Las semillas de marañón contienen Zeaxanthin, un pigmento antioxidante que es absorbido por la retina y la protege de la degeneración y los rayos ultravioleta del Sol.

Ayuda a evitar la Diabetes tipo 2.

Las grasas monoinsaturadas de las semillas de marañón colaboran para reducir los bien conocidos triglicéridos y el riesgo de que la persona desarrolle Diabetes tipo 2.

 Contra el cáncer.

Las proantocianidinas (una clase de pigmento vegetal) presentes en la semilla del marañón tienen como tarea defendernos de las células que producen cáncer, por ejemplo, el de colon. Se sabe que intervienen para que las células cancerígenas no se dividan.

Porque en Coma Orgánico velamos porque su salud se mantenga en óptimas condiciones, no sólo le contamos sobre los beneficios de las semillas de marañón, si no que le recordamos que debe comérselas sin tostar y sin sal. ¿Dónde conseguirlas? En tiendas especializadas en productos orgánicos o ferias orgánicas.

 

Contraindicaciones y Recomendaciones.

Las semillas son un alimento calórico, “por lo que consumirlo en exceso conllevaría a la ingesta de calorías extra, y si encima le añadimos sal, hay que preocuparse de tener en cuenta el contenido de sodio”.  Varios estudios no recomiendan el consumo de este alimento a hipertensos, pero todo depende de la sal.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: